lunes, 18 de abril de 2011

Rojedades

.
remonto
el bermejo
boca adentro

y en un enclave de barro y humo
descubro que el candor de su selva ronca
se me parece en las furias

en esa manía eterna de buscarte
en el aire de otro cielo
               en la excusa certera
               que me devuelve a tu abrazo
.
.
.

22 comentarios:

Noe Palma dijo...

que buscar, no sea nunca mas un verbo,
que sea tu poesía!

amén, Leo!!

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja,
NOEEEEEEEEEEEEEEEEE: Hace diez segundo que postee el poema. Alcanzaste a leerlo?
Besote inmenso!!!!

Vanesa Salazar dijo...

en la excusa certera
en esa excusa
o sin ella.
qué bonitos tus finales, Leo, qué bonitos!
Besos varios!

Noe Palma dijo...

Leo!!

lo leí dos veces, en serio! cuando lo abrí decía que hacía 3 min estaba... y sí, salí corriendo a leerte...

tmb te abrazo inmenso, amigo!

Maritza dijo...

Leo: Tu poema me suena a construir (te/la) de nuevo...barro y humo me parecen elementos primarios de la naturaleza. Volver a cero...
Pero una búsqueda que siempre nos llevará a los orígenes de nuestro deseo.
Se me imagina muy de acuerdo con esa foto que tienes al lado, donde observas una pantalla...pensando en trabajarla...(muy buena, por lo demás).


Abrazos grandes (e imaginativos...).

Chela. dijo...

"Remonto
el bermejo
boca adentro"...
ufffff


Bah, akí si, digo
Teta¡

El final fascinante.
Graci.

Leo Mercado dijo...

Bueno, Noe, está bien....
Besote.

Leo Mercado dijo...

Gracias Vane.
(El final es siempre el incicio...).
Besotes.

Leo Mercado dijo...

Sí, Maritza, absolutamente. De recomenzar se trata. De emprender nuevamente ese camino, que tiene un único destino posible, se trata.
Tenés un precisión envidiable...
Un beso bien grande.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja.
Gracias Graci.
Beso grande.

Bajo la manta naranja. dijo...

Y siempre regresar al abrazo, en un cielo ajeno pero en el mismo viento.
Si, el final es el principio de todo.
Muy bueno Leo.
Felicidades.
Nata.

Leo Mercado dijo...

Es un gesto al vacío, Nata. El mejor de los vacíos...
Gracias.
Un beso grande.

Anónimo dijo...

Geográficamente exquisito. Por un instante pude sentir los aromas, percibir los colores, la brisa, el humo, el calor. Tus poemas son muy buenos,tus excusas también.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Entiendo la poesía como una exhalación, algo que desde dentro de uno se escurre, se nos escapa y luego nos enteramos de lo que hemos escrito. Así siento tu poesía, Leo, como una deliciosa emanación de sentires y calladas proclamas. Un gran abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias T., igual prefiero las excusas, infinitamente más.

Leo Mercado dijo...

Julio: Coincido plenamente con tu concepto. Aunque, sinceramente, ignoro cual es el origen de la mí.
Abrazo grande.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Me gustó Leo.
Me gustó mucho.

Es tu propio entender pero en él nos envolvés.

Un abrazo grande, cuidate mucho.
Muas.

Leo Mercado dijo...

Gracias Naty.
Abrazo grande.

Cinzia Procopio dijo...

Cuéntame ¿Una logra escribir esta belleza después de pisar Bolivia, y enterrar las botas en barro rojísimo? Porque estoy lista para tamaño sacrificio.
Te abrazo, como siempre.

Leo Mercado dijo...

Deberías probar, Cinzia.
Muchas gracias por la compañía.
Un beso bien grande.

Ananda Nilayán dijo...

Nada como el contacto de la tierra profunda y majestuosa, sea una selva o una quebrada, para que la búsqueda sea el inicio de un camino único y más auténtico. Y si te devuelve al abrazo, mejor. Siempre sucede.

Un beso, mi querido Leo, este poema es grande

Leo Mercado dijo...

Que hermosas palabras, Vero.
Gracias por venir.
Un beso grande.