miércoles, 30 de marzo de 2011

11mil

.     
                            A Guillermo Iglesias.


imprudente
incinero mis pulmones
contamino mi sangre

me adentro
este oficio predilecto
esta ceremonia desigual

el maldito
(aséptico por exigencias del guión)
creerá que el remito
supone romanticismos desalmados
o excesivos cuerpos salivados

y se tratará en cambio
de la tarea diaria de
nacer
vivir
morir

y amar
(aunque no parezca)

 
 
(De "Poemas de más allá", 2010).

8 comentarios:

Allan Smithee dijo...

y cuando lo parece? ...

Noe Palma dijo...

aahhh!! Guillermo estará orgulloso de que este oficio te haya contaminado...
te adentró bien, claro!
exijo como parte del guión que siga tu oficio, como la tarea diaria...

yo, por mi parte, leeré ese guión, seré espectadora, querido Leo.

te admiro, sí, y mucho!

Leo Mercado dijo...

Si no lo parece Allan, es porque el ejercicio del poema no rindió sus frutos; o porque hay un problema semántico de interpretación que no logré sortear.

Leo Mercado dijo...

Guillermo estará puteando, Noe.
Un beso grande.

Carla Kowalski dijo...

Que gran poema! La verdad me pareció diferente a otros poemas.
Muy bueno!

Leo Mercado dijo...

Gracias Carla (acaso es sólo el revés de la misma trama).
Un beso.

Guillermo Iglesias dijo...

Si, es una ceremonia desigual. Pero del mismo culto,
Gracias, Leo,un abrazo.

Leo Mercado dijo...

No lo dudo amigo, pero yo, de religión y política, no discuto.
Un abrazo.