martes, 1 de febrero de 2011

13

.
porque el olvido existe
porque la muerte existe
porque el hambre existe
porque la injusticia existe

porque nos encontramos
después de quince años
esa noche
el amigo y yo
nos bebimos todo el dolor del mundo
y sonreímos


(De "Las horas huecas", 2011).

33 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

¡salud!
espero que acompañaran con algo sólido, que la bebida (sobre todo de esas características) tiene si no tendencia a sentar mal...

Te abrazo fuerte (que los cariñitos tambien existen, pero qué caros se venden)

Leo Mercado dijo...

Pues, para ser honesto, recuerdo pocas cosas posteriores a la segunda copa (A partir de ahí, dice Galeano, dejamos de ser simples mortales...).
Un abrazo grande, Elena.

Elena Lechuga dijo...

Mucho me temo que la honestidad es un rasgo de tu carácter del que no puedes desprenderte (ni a la tercera copa).
Aunque pensándolo bien (y pensando en tí) me pega más honestitud; más exacta.
Y de camino, hagamos espiritismo:
"Susaaaaaannnn apareceeeeee"

Leo Mercado dijo...

Honestitud es honestidad virtuosa?
Jajajajajaja.
Susan desapareció?

Carina Felice.Fotografías. dijo...

Ah, ya hubiera querido yo fotografiar ese espacio-tiempo.
Buenas razones para encontrarse en una copa con el amigo.
Vaya modo que agregarle contenido a las horas que pretenden ser huecas.

Misticismo, si señor.

:) abrazo, Leo querido.

Leo Mercado dijo...

Carina, ya hubieramos querido nosotros, que nos fotografiaras, pero sospecho que esstábamos impresentables, jajajajaja.
Un abrazo enorme.

Luna dijo...

Imagino una linda amistad. Y con risas...

Saludos Leo.

Susan Urich Manrique dijo...

¿Has visto cómo se diluye en las venas el dolor? Parece un caleidoscopio acuático, una reacción química transforma la sangre en vidrio y allí, justo allí, algo se endurece y nos quebramos, y qué bonito es ver flotar los vidrios y reagruparse. Duele, pero uno sonríe. Te abrazo, Leodelosplanetas.

Noe Palma dijo...

es algo así como cuando te leo...
siento que estamos tomando algo y de ahí en mas parece que tragamos todo el dolor del mundo hecho poesía!
te abrazo fuertísimo...

besotes

Leo Mercado dijo...

Si Luna, una amistad de toda la vida.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Susan, Susan, Susan...
Si, siemrpe uno sonríe. A pesar de...
Un beso enorme.

Leo Mercado dijo...

Noelia (tenés nombre de canción...): Si, estamos tomando algo. Siempre.
Un abrazo enorme.

ALBORADA dijo...

Valen la pena, varias copas por la amistad, la justcia, el amor y el olvido, de lo que no se debe olvidar...

Bella platica.

Saludos Leo

Anónimo dijo...

Me gusta esa reiteración que, a modo de salmodia, revela la honda sensibilidad social del poeta. El olvido, la muerte, el hambre, la injusticia. Casi pueden verse esos amigos que, en el rencuentro, recorren el catálogo de sus preocupaciones. Tópicos que ponen en evidencia una clara posición ética frente al mundo.
Luego beben “todo el dolor del mundo” ¡y sonríen!

Anónimo dijo...

Tengo una amistad así, somos afortunados. Es un texto precioso, realmente se siente que quince años no es nada, que febril la mirada, errante en las sombras te busca y te nombra pez.

Abrazote moquiento.

Leo Mercado dijo...

Un abrazo grande Alborada.

Leo Mercado dijo...

Te devuelvo el abrazote moquiento, linda.

Lau dijo...

me estoy pasando un rato por tu bloc y me está gustando, y este poema..un saludo leo!

Leo Mercado dijo...

Gracias Lau, otro saludo para vos.

LA NOVIA dijo...

Excelente definición de profunda amistad, de esa que no caduca con el tiempo y la distancia...

Me gustó mucho

Beso

Leo Mercado dijo...

Acaso sea una de las pocas cosas que no caduca con el tiempo y la distancia, Novia.
Un beso grande.

Lucía dijo...

Porque la vida tiene esos matices
que no podemos dejar de desconocer.

Un gusto.

Mónica dijo...

Que bien me viene tu escrito Leo, me ha ocurrido hace 1 semana algo parecido,jajaja pero desp de 18 años! ahora me encantaría saber:
fernet- o cerve? besos que andes bien, luz siempre en tu viento!

Leo Mercado dijo...

Sin dudas, Lucía. Gracias por pasar y comentar.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Que suerte Moni. Y después dicen que escribir no sirve para nada, jajajajajaja.
Un besote.

Lidia dijo...

¿Qué otra manera hay de beberse la tristeza que transmutarla en amistad?

Leo Mercado dijo...

Lidia, vos podrías decir una sola palabra, y yo te creería.
No hay, seguramente no.
Besos.

Cinzia Procopio dijo...

Una reverencia ante estos versos, dedicados a los hermanos de otro vientre; porque esos son los amigos, y otra reverencia por las palabras que me dejaste...Un beso enorme

Leo Mercado dijo...

Por favor, Cinzia...
Un beso grande.

Eme dijo...

Que bueno es encontrarse con amigos definitivamente, un abrazo lleno de luz cariño*


besosdulces*

Leo Mercado dijo...

Un beso enorme niña linda!!!!!

avillarin7 dijo...

Un poema precioso,qué bonita es la sencillez de estos versos. Si tragasteis todo el dolor, espero que al menos hiciérais bien la digestión, porque ese saco iría lleno...
Te felicito de nuevo.

Leo Mercado dijo...

Gracias avillarin7 por las palabras, por llegarte.
Un abrazo.