lunes, 3 de enero de 2011

SOLOS DE OLVIDO

.
....................................solos de olvido
....................................cada uno en su isla inmerecida
....................................[…]
....................................solos aquí y allá sabiendo
....................................que algo nos une y nos convoca

....................................MARIO BENEDETTI




guarecemos bocas
temblando

CON
idénticos hálitos
que se entrecruzan
que se confunden

allá serán uno

A Q U Í
mi soledad
tiene cuatro paredes


(De "Lo crudo", 2005).

13 comentarios:

Susan Urich Manrique dijo...

"A Q U Í
mi soledad
tiene cuatro paredes"

Qué pedazo de imagen Leo, de verdad. El poema la viene gestando desde el principio hasta que al final estalla, y el final es perfecto. Me encantó. Un abrazo regrande.

Elena Lechuga dijo...

"allá serán uno"
en contraposición con el acá.

Hoy hablaba del compromiso mágico inconsciente que supone creer que quieres a alguien. Y como se rompe cuando la magia se va al carajo.
No la "magia" barata de las "maripositas en el estómago", si no la magia del creerse un reencuentro (supongo que lo que para mí sería el CON de tu poema).

Hoy, que falta me hacéis. Que me digáis que a todos nos pasa lo mismo y que hay luz. Que no es mierda todo lo que reluce. Cómo os echo de menos, y qué lejos estoy.

Jules dijo...

uf, qué raro, no?
creer que uno quiere.
no sé, creo que me lo he planteado y no sé si como un consuelo o qué, pero terminaba acordando conmigo que sí quise y que luego ya no.

hay un sin y un allá que se intercambian entre la soledad y la compañía en combinaciones frikis.

qué bien, te aplaudo, as usual.

Noe Palma dijo...

...allá serán uno...

me quedo con eso... toda tu poesía, al menos la que leo, me resulta fuerte.

saludos

Leo Mercado dijo...

Esa imagen, Susi, me persigue desde que escribo. No sé por qué. Y sospecho que nunca lo sabré.
Un beso enorme.

Leo Mercado dijo...

Elena....
Este mundo está lleno de mierda. Pero sabés una cosa? Hay gente por la que vale la pena, verdaderamente, abrir los ojos cada mañana.
Uno tiene que aprender a llenarse de gente, a dejarse poblar. Yo ando por la vida así, robandole a las personas (en el buen sentido, claro) aquello que me gusta, aquello que los hace diferentes. Puedo tener entonces, por ejemplo, la inteligencia de Susan, la ternura de Vanesa, tu dulzura....
Y todo eso se va conmigo, y se queda conmigo. Entonces estoy lleno de gente, lleno de ustedes.
Cuan complicado es asumir que uno vale la pena, que está aquí para algo.
Dejame decirte que lo que se va a la mierda es la distancia, mi querida amiga. Que mi abrazo llegue hasta donde estas implica sumir que las distancias son sólo una contingencia del tiempo, y nada, nada más.
Te abrazo entonces, muy muy fuerte.

Leo Mercado dijo...

Ju: es raro creer que uno quiere o es raro querer? Creo que no es posible racionalizar un sentimiento. Quiero decir plantearselo en términos lógicos.
Querer.
Amar.
Acaso sólo son la forma gráfica con la que intentamos dar un orden a cierto estado de cosas.
Y como para darle un término práctico a la cosa, te abrazo.

Leo Mercado dijo...

Noe: tu allá es mi acá, y eso es lo que hacer reversible al poema, jajajajaja.
Quedate con lo que quieras, para eso está.
Gracias.
Un beso grande.

La que vive al lado dijo...

"hay quienes imaginan el olvido
como un depósito desierto / una
cosecha de la nada y sin embargo
el olvido está lleno de memoria..."

Luna dijo...

Algunas veces mis días se identifican con tus versos. Mi CON es hoy SIN, Y mi AQUÏ, es hoy ALLÄ.
Es decir, soledades...(dos)

Saludos enormes Leo y que tengas un bonito comienzo de año.(Como este poema)

Leo Mercado dijo...

Otra vez don Mario, vecina. Borges (ese que tanto te gusta) agregaría que el olvido es una de las formas de la memoria. Y yo les creería, a ambos.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Luna, incluso las soledades y las distancias son "compartibles".
Un beso enorme.

Anónimo dijo...

¿ No te molesta que todo el mundo meta mano a tus poemas y saque conclusiones estúpidas?