miércoles, 12 de enero de 2011

5

supongamos que te vas
que las horas se ahuecan más
mucho más
que el agujero es inmenso
que la razón se impone
que el trauma no se acomoda
del todo
en mi clavícula virgen

pero no
no

la línea se tensa al vértigo
las agujas se emparejan
lo sutil es trascendente

y nadamos juntos
en el aire de otra boca


(De "Las horas huecas", 2011).

15 comentarios:

Susan Urich Manrique dijo...

Las suposiciones viven más en nosotros que las historias legítimas. Siempre reinventamos su trayecto, su final en nuestra mente y, por ende, nos acompaña hasta el final. Es fácil olvidar, dejar atrás, lo que se ha vivido, difícil es poner a un lado lo que no se ha vivido. Qué pedazo de poema, Leodelosplanetas. Te abrazo fuerte.

Anónimo dijo...

AYYYYYYYYYYYYYYY!!!!!!!!!!!!!!!
¡Estos son poetas carajo!!!!

Snif, snif, snif, plaf, plaf, plaf
( y demás onomatopeyas)

Luna dijo...

Supongo que la poesía está en todo lo que se llama Leo.

Leo Mercado dijo...

Si, Susimarciana. Aunque, para ser honesto, tengo que decir que este poema me dolió como una daga clavada en el pecho. Una daga que uno saca de un tirón.
Y así nació también, de un tirón.
Un beso y un abrazo enorme, mi queridísima amiga.

Leo Mercado dijo...

Anónimo: Se agradece infinitamente tanta euforia.
Aunque no sé si sea digno.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Yo supongo, Lula lunera, que todo Leo está hecho de poesía.
Abrazo.

Luna dijo...

No es lo mismo???

Elena Lechuga dijo...

Al poema; aplauso.

A Leo: el aire que nos oxigena es el que nos asfixia.

Besos, miles.

Noe Palma dijo...

otra vez me quedo así :O

pero ya vengoa tu blog con la sensación de que me sucederá y preparo mi corazón para leerte...

y me voy asi :)

besotes

Leo Mercado dijo...

Sin dudas Elena, pero ¿qué podemos hacer cuando lo que nos da vida es lo que nos mata?
Entregarse, Elena, entregarse.
Muchos besos.

Leo Mercado dijo...

Noe.... Que lindas cosas decís...
Besotes.

Leo Mercado dijo...

Lunitaaaaa, Luna lunera!!!!
No, no es lo mismo.

Marina.- dijo...

ahora yo también volví a leerte y te sigo...

Leo Mercado dijo...

Genial, Marina.

Mónica dijo...

que dolor!pero es suposición,
no veo percha Leo!
trozo tu mano grandiosa como siempre, lo sutil es trascendente, un placer amigo.