martes, 14 de diciembre de 2010

XX

.
el capitán observa
sosteniendo su barba serpenteante
...............y el miedo se le esparce
...............por los dedos antes
...............por la piel después

ya no sospecha
sabe
que el mar se le entrará en los ojos
y que ese
ese
será su primer
su último naufragio
.
.
(De "Jauría", 2010)
.
También disponible en:
http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2010/12/consigna-de-diciembre-poema-de-leo.html

24 comentarios:

Luna dijo...

Bueno, que lo leí en el blog de G. T. y si...naugrago... Es realmente bonito.

Saludos Leo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Luna.
Besotes.

Luna dijo...

Tu poesía me puede, el teclado me supera... Naufrago, naufrago...

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajaja.
Besos, Duna.

PD: Bruma, Suma, LUNAAAAA!!!

Luna dijo...

jajajajajajajajaja Es triste que unas letras de plástico te superen che!

Clara dijo...

Acá estoy, leyéndote gracias a Luna.
Y tengo que felicitarte por tus versos Leo porque me llegaron como olas altas y enojadas.
Me encanta el mar, pude saborearlo en su furia, pude ver lo que describes porque tu poesía muestra y lo hace con una fuerza increíble.
Sublíme, un saludo,

Clara

Elena Lechuga dijo...

Qué tristeza me ha embargado leyéndote, Leo. Supongo que el dolor que siento en el corazón (sí; así de cursi) ayuda, pero me ha transmitido una sensación de soledad, de aceptación de lo irremediable...
Vuelvo a lamentarme por que estéis tan lejos. Algún día nos tenemos que reunir el trío maravilla y liarla parda, como se dice en mi tierra.

Te abrazo fuerte

Diego dijo...

Muy buenas letras Leo, es una fotografía de un momento cúlmine.
Saludos

Susan Urich Manrique dijo...

Bueno, entre el poema y el comentario de Elena, se me ha encogido el corazón un poco, un poco bastante. Pero hay al final una luz, es bastante mejor aceptar, dejarse ir cuando no se puede hacer otra cosa. A la vez puede interpretarse de otra forma, que no diré acá porque vamos, sería explicar el poema que me he hecho dentro a raíz del tuyo. Hasta hoy no me había detenido a meditar en el título de este poemario, del que poco a poco nos vas dejando poemas... "jauría", no sabes la cantidad de cosas que se me vienen a la mente y me desbordan cuando entro en contacto con esa palabra. Pasé a leerte, y también a dejarte un blog recién nacido, Leodelosplanetas.

http://cincominutosfrentealapagina.blogspot.com/

Anónimo dijo...

¡Fuaaaa, que buen poema!! que pedazo de imagen creás.

Como siempre, ponés la escenografía, largás la piedra, y nos dejás a los lectores el delicioso ejercicio de interpretar el contenido a nuestro modo. Muchas Gracias

Leo Mercado dijo...

Noooo, Luna, las letrasde plástico no te superan nunca.

Leo Mercado dijo...

Gracias Clara por pasar y por tu hermoso comentario.
Te espero cuando quieras. Mi casa es tu casa.
Un gran beso.

PD: Gracias a Luna también por la recomendación.

Leo Mercado dijo...

Muchacha verde. No te pongas triste, no tengas dolor de corazón, no estés sola, no aceptes lo irremediable.
Por cierto, la que está lejos sos vos, jajajaja. Pero no te preocupes, un día nos juntamos los tres, nos tomamos mil litros de café o del o que sea, y charlamos hasta que a la luna se le haga un hueco.
Gracias por este comentario tan lindo, tan abrazador.

Un beso grande grande grande.

Leo Mercado dijo...

Diego. Muchas gracias.
Te mando un gran abrazo.

Leo Mercado dijo...

Susi, jajajajajajaja.
Gracias. En serio. Sos una persona encantadora.
Tomemos un café (pero invitame vos porque en argentina no se puede sacar plata de los bancos, jajajaja).
Besote enorme!!!!

Leo Mercado dijo...

Anónimo: Por qué no me tirás un ancla?
Jajajajajaja.
Abrazo!!!

Noe Palma dijo...

cúantas veces naufragué por última vez? me llevo esa pregunta para almorzarla bien despacio y aún después seguir sintiendo hambre de seguir leyéndote. Un abrazo, y te sigo!!!

Leo Mercado dijo...

Es que a veces, Noe, la última vez es siempre la primera.
Si, quedate el tiempo que quieras.
Beso grande.

Anónimo dijo...

Pues mi intención era amarrarte a la bita bien fuerte para evitar el naufragio, pero mejor te sigo en mi yate y te tiro una soga.

Eme dijo...

Cuando se habla de capitan no puedo evitar evocar a mi amado Pablo*

Lamento mi ausencia, Freud me tenia al borde pero ya me he librado de el*

besosdulces*

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajaja. Es de esperar que tu yate tenga ron, para tomar un cuba libre al menos...
Abrazo.

Leo Mercado dijo...

Eme, niña linda, estos versos no representan ni la infima parte de los del capitán Pablo.
Beso enorme.

ALBORADA dijo...

Luna no se equivocó al decirme entrara a tus letras, las leo y marcan tiempos de capitanes, evitando el iceberg que lo hará naugragar, para al final llegar a una isla y ser recogido por otro navío, expuesto también al naufragio...
En fín, ha sido un gusto estar aquí y si me permites, te sigo.

Saludos

Leo Mercado dijo...

Alborada!!!! Que linda visita la tuya. Gracias por las palabras, por el gesto. De eso uno sobrevive.
Un beso grande.
PD: Por supuesto que podés seguirme, eso no se pregunta. No sé muy bien dónde voy, pero voy decidido.