martes, 16 de noviembre de 2010

X

.
........................................A Emanuel, recienllegado.
.
.
su llanto
inaugura el mundo
...........................la próxima esperanza

nos reinstala la ternura
y el olvido se confunde

y
por un momento
.............................la sucia melancolía
.............................de los pájaros que parten
.............................y los barcos que zarpan

.............................cruje en la soltura
.............................que el viento abate
.............................en otras latitudes

estás
al fin
muchacho

y uno vuelve a creer
que toda maravilla
................................es posible
.
.
(De "Jauría", 2010).

18 comentarios:

Luna dijo...

Siempre...se vuelve a creer....

Susan Urich Manrique dijo...

Hice esto: leí, releí, y releí. Obtuve los siguientes resultados: una sensación de algo moviéndose en el pecho, en las tres lecturas, y una interpretación diferente en cada lectura. Me encanta, simplemente. Un abrazo, dos, tres, bah, los que quieras.

Guillermo Iglesias dijo...

Carajo, Leo, me gusta esto. Está más acá. Casi se puede sentir en las manos. Usted es de los que escriben cuando se descuida.
Un apretón de manos.
(son las tres de la madrugada, decime un poco)

Elena Lechuga dijo...

Los llantos que anuncian llegadas enuncian venturas

Muchos besos, querido Leo

Sirocos dijo...

Te leí llorando, llegué aqui entre lágrimas, hay dias malos y me voy con el llanto más profundo y lejano.
Beso Leo.

Leo Mercado dijo...

Sí, aunque parezca que no, sí.
Vos también creés que es así en tu caso, Luna?
Beso.

Leo Mercado dijo...

Susi, marciana: Gracias por los abrazos. Los recibo gustoso.
Un beso enorme.

Leo Mercado dijo...

Guille: Leelo ahora, con la lucidez de la mañana, y cagame a trompadas, jajajajajaja.
Un abrazo, maestro.

Leo Mercado dijo...

Muchacha verde: Así es. Sobre todo cuando la espera, muchas veces, desespera.
Beso trasatlántico (por aire, paraque no te marees).

Leo Mercado dijo...

Noooooo Nata, por qué el llanto?
Aunque sostengo que, el llanto, nos recuerda que hay algo que late dentro del pecho, y que no es solamente la simple maquinaria que nos tiene en pie.
Un beso, y un abrazo para saldar la sal.

Ananda Nilayán dijo...

Recién llegado... y qué hermoso, pues trae bendiciones para todos los que le esperaban ansiosos y felices.
Sí, Leo, estas llegadas suelen traer esperanza y una sensación de que todavía todo es posible.

Besitos grandes

Leo Mercado dijo...

Sin dudas, Ananda. Sobre todo para sus padres, que lo esperaron a fuerza de mil pasiones.
Un beso grande.

Anónimo dijo...

Es posible, claro que es posible. Ternura al por mayor. Buen texto, buen ánimo, buen mensaje

Leo Mercado dijo...

Gracias, che.
Abrazo.

Jules dijo...

oh, qué linndo.
eh, bancame que no sé qué más decir a veces.

pero te digo algo: a menudo estoy tan cansada de un día largo y entro acá porque sé que siempre voy a encontrar algo justísimo.

ahora llueve y tus palabras combinan, de algún modo.

Leo Mercado dijo...

Te banco, Jules.
Gracias por las palabras. A un tipo como yo le hace tan bien que personas como vos, dejen un simple abrazo improntado en una letra...
La lluvia... "la lluvia ha sido hecha para atormentar mis encierros" dijo un poeta alguna vez.
Gracias por la comparación, hermosa a mi juicio.

Jules dijo...

la lluvia es lo menos ancla de mi vida, extrañamente.

te abrazo, de nuevo y más literal.

Leo Mercado dijo...

Mmmmmm... entiendo....
Entonces habría que tener siempre a mano un barquito de papel.
Beso, Julia, grande.