sábado, 6 de noviembre de 2010

Tres poemas

.
.
........................................................................DIEZ (menos cuarto)

la fatiga me va creciendo
me repta por las piernas
y por más que me empecino
en saborear sus delicias
me invade la espalda toda
el cuello
y se me acuartela en el borde de la boca

entonces leo el poema
en voz alta

y lo sutil
(lo otro)
me sosiega aquella herida lacerante
me devuelve las risas
y este oficio predilecto
de cazador acechado




........................................................................DIECISEIS


[antes]

ni este ruin invierno
congelando mis codicias

[después]

ni el advenimiento prematuro
de una primavera que hacemos nuestra

podrán

[siempre]

el desafío ha de ser
conservar tu olor
en las páginas del libro




........................................................................DIECIOCHO

toda la primavera
cabe
en mi morral
de cuero maltrecho

[Yo la ensarto brusco, repentino, en medio de una imprevista lluvia de julio que me agarra desabrigado al bajar del colectivo.
No sé si pensar en las quince cuadras, o en los quince minutos de noche y frío que me esperan, después del primer paso. O acaso en la nieve que esta noche gestará suposiciones en mi techo, mientras yo, inconsciente, dilucide en el licor o el tabaco las razones por las cuales, de las novecientas treinta y dos caras que vi hoy, ninguna era la tuya].

las flores
agitadas
no soportan
los pormenores del encierro
.
.
.
(Estos tres poemas fueron presentados en el "Primer Concurso Literario", organizado por ETG Editores, España).

13 comentarios:

La que vive al lado dijo...

"toda la primavera
cabe
en mi morral
de cuero maltrecho"

Y como en todo en esta vida, a veces los tesoros más preciados se encuentran dentro de las cosas más sencillas.

Qué tengas un lindo fin de semana!

Leo Mercado dijo...

Si (otra vez). Un día guardé el amor en el bolsillo izquierdo de mi pantalón; otro, el olvido detrás de una tapa de gaseosa. Sigo?
Jajaajajaja
Gracias por venir hasta mi casa, vecina, la próxima tocá la puerta y tomamos unos mates.
Beso.

Jazmín dijo...

Recuerdo que quisiste cortar una de mis flores y ponerla en un florero....
Ella, como tus flores...no lo soportaría...

Mi piace. Le tre.

Leo Mercado dijo...

Seguramente, Jazmín.
Hay un poema de J. Sabinés que sentencia: "Las flores están insoportables en el florero".
Estimo que para vos, es la cita perfecta.
Besotes.

Elena Lechuga dijo...

La mezcla de cuerpo, ser y naturaleza puede ser peligrosa. ¡Espero que tengas escudo!
La composición es envidiable.
Un placer leerlo.
¡Abrazos!

Anónimo dijo...

Los tres son bellísimos. Cualquiera diría que es imposible que puedas conservar el perfume , y menos guardar la primavera para siempre en tu morral, indefectiblemente viene el verano. Claro,ellos no saben: La Primavera es tuya o mía,o nuestra... es lo mismo.

Abrazo floral

Leo Mercado dijo...

Vos decís, muchacha verde, que puede ser peligroso? No lo creo... Pero si fuese así, me entregaría hasta sin ropas que me protegieran del pudor, incluso.
Gracias por venir.
Un abrazo trasatlántico.

Leo Mercado dijo...

Nuestra, nuestra, la primavera es nuestra.
Y está guardada para siempre. (Shhh no le digas a nadie pero el morral es una metáfora de...)
Abrazo.

PD: Tu anonimato es el mismo del de los otros posts? Jajajajajaja.

Diego dijo...

Soy un recurrente visitante de tu espacio. Me transporta a ese lugar del que no quiero salir. Te felicito. Linda inspiración la tuya. Abrazo. Diego

Leo Mercado dijo...

Gracias Diego por el halago.
Un abrazo grande.

Raquel dijo...

Dieciseis:
me he visto en él
ya soy de él

Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leo Mercado dijo...

O él es tuyo. Yo no lo sé.
Un beso grande, Raquel.