miércoles, 10 de noviembre de 2010

Titicaca



.

zarpar
es mucho más
que irse

como anclar
acaso sea más
que sembrar flores en tus pies

.

.

(De "Jauría", 2010).

36 comentarios:

Jazmín dijo...

Irse...
y tal vez,
solo tal vez llegar,
recalar
la nave
y si,
sembrar...

Re bonitos tus versos.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Jazmín, pero por tus floridos versos.
PD: Ves que puedo hacer algo más con las flores, que ponerlas en un florero?

Jazmín dijo...

Si, veo que las querés semnbrar, pero para luego cortarlas!

Leo Mercado dijo...

No no no.... Ufffff: soy un incomprendido....

Jazmín dijo...

Recuerda Leo te Leo:
" Cortar flores:Intención noble "
Si, si, si....

Elena Lechuga dijo...

Irse o llegar viene a ser lo mismo si no sabes dónde estar. Pero en barco no, por favor; que me mareo

Leo Mercado dijo...

Coincido, muchacha verde. Aunque, hace algunos post, sostuve que a veces, hay que irse para quedarse...
Todo un tema, no?
Beso trasatlántico (pero en avión).

Elena Lechuga dijo...

Bueno; arriesgando arriesgando supongo que el quid está en que siempre estamos... yéndonos. Que sólo es estática la fuerza de gravedad que sentimos cuando nos hacemos conscientes de ella. El resto de las cosas no son "reales" físicamente hablando, están en cómo nos vemos o nos relacionamos con nosotros mismos o los demás no?
No sé, se me ha ocurrido de golpe y habría que darle más vueltas. Ya te he soltado otra parrafada. ¿No te has planteado moderar los comentarios y obviar los peñazos como este? jejeee
besitos de pesá

Leo Mercado dijo...

Ves? Si de arriesgar se trata.
Pues sí (acabo de comentar algo parecido en tu último post, jajajajaja).
Hay que darle siempre vueltas, hasta enroscar la cosa tanto, pero tanto, que se ahogue entre nuestras manos....
Noooo, moderar los comentarios no tiene sentido. Para mí todos son bienvenidos.

PD: Los comentarios "pesá" me encantan.

Leo Mercado dijo...

Ves, Jazmín? Intención noble 100%

Sirocos dijo...

No se porque me trajo este poema tuyo, otro que lei hace tiempo y era asi, (creo)
El olvido
tiene
un borde alado
y la cintura taciturna...

me suena igual de triste, vamos...

Beso Leo de los Mercados.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja.
Sí, era algo así. Aunque debo decir que, en realidad, ninguno de los dos poemas es en esencia, triste. Sino todo lo contrario
Vamos.... Siroco de los Sirocos...
Besote.

Anónimo dijo...

Peor es sembrar flores en los morrales, y mucho peor zarpar hacia los matorrales.
Es un bello poema , y una foto maravillosa.

Leo Mercado dijo...

Que rima le clavaste, anónimo.
Las flores se siembran solas en los morrales, y si he de parar en los matorrales, es de esperar que al menos se copen y lleven vinos "los parrales".
Gracias por comentar (ejem...).

Susan Urich Manrique dijo...

Bien, podría hacer un ensayo casi ensayo sobre lo mucho que envidio la fotografía. Si, si, hasta la sana envidia es un sentimiento corrosivo, pero no puedo evitarlo, para mí hay toda una connotación en que precisamente se lea un libro en el lago más alto, lo más cercano al cielo posible. Si en algo se parecen el cielo y el mar, o un lago de esta magnitud -entre otras cosas- es que en ambos podemos deslatrarnos de la gravedad... Y PARA COLMO UN LIBRO: motor de vuelo estático. No ahondaremos, Leo de los planetas (jaja), en la obsesión compartida por estos temas de las alas, de la ingravidez, pero esto de poner una foto así junto a un poema así, pues soberano objeto contundente al centro del pecho, en este caso dos de Eugenio Montejo, el primero que sospecho se relaciona a tu poema, el segundo porquesí:

"Cada cuerpo con su deseo
y el mar al frente.
Cada lecho con su naufragio
y los barcos al horizonte.

Estoy cantando la vieja canción
que no tiene palabras.
Cada cuerpo junto a otro cuerpo,
cada espejo temblando en la sombra
y las nubes errantes.

Estoy tocando la antigua guitarra
con que los amantes se duermen.
Cada ventana en sus helechos,
cada cuerpo desnudo en su noche
y el mar al fondo, inalcanzable."

*

"Oigo los pájaros afuera,
otros, no los de ayer que ya perdimos,
los nuevos silbos inocentes.
Y no sé si son pájaros,
si alguien que ya no soy los sigue oyendo
a media vida bajo el sol de la tierra.
Quizás es el deseo de retener su voz salvaje
en la mitad de la estación
antes que de los árboles se alejen.

Alguien que he sido o soy, no sé,
oye o recuerda,
si hay algo real dentro de mí son ellos,
más que yo mismo, más que el sol afuera,
si es musical la fuerza que hace girar el mundo,
no ha habido nunca sino pájaros,
el canto de los pájaros
que nos trae y nos lleva."

Jo Grass dijo...

Me gusta zarpar. Es mucho más emocionante que irse!
besitos

Leo Mercado dijo...

En ese lugar, Susan, uno no sabe si el agua es cielo acostado, o el cielo agua patas arriba.
En ese preciso momento (y en ese viaje ese viaje) me amigué con el gordo (Neruda). Estábamos distanciados por motivos varios. pero ahi, tomamos un café charlamos del "fin del mundo", y nos entendimos en la empatia de dos parias incomprendidos. Qué sé yo...
Gracias por las palabras, por los poemas, por el buen gesto.
Besos, Susan marciana.

Leo Mercado dijo...

Hay que zarpar entonces, Jo!!!!!
Besos y hasta el próximo puerto!!!!

Guillermo Iglesias dijo...

no sé.. la certeza de que el verdadero libro estaba al otro lado de la borda

Leo Mercado dijo...

Sí, como siempre, tenés razón, Guille.
Abrazo.

m dijo...

anclar, zarpar, elección del día a día...

lindos tus versos Leo, como para robármelos ;)

Leo Mercado dijo...

Coincido, Eme.
Ahora, a vos te parece robarle a un pobre aprendíz de poeta?
En todo caso me pedís unos versos y yo, gustoso. te los regalo.
Gracias por visitarme.
Un fuerte abrazo.

Cinzia Procopio dijo...

Hola Leo, bello poema y bella foto. Zarpar...irse, ambas fórmulas funcionan.A veces hay que zarpar (deberíamos hacerlo con frecuencia) y a veces es preferible irse, cuando ya la piel no se eriza.
Un beso enorme,
Cinzia

Leo Mercado dijo...

Cinzia!!!! Que lindo es verte por aquí!!!! Hacía tiempo que no me visitabas.
Coincido con vos y asumo que mis amigos (ustedes) han podido dilucidar aquello que yo no. Sospecho que no por nada están cerca mío...
Te abrazo fuerte.

Ananda Nilayán dijo...

Qué hermoso, Leo, y qué gan verdad.
Cada día te creces en tu poesía.
Por cierto, cómo me gustaría, tras ver tu foto, estar ahora mismo en un barco rodeada de mar, gaviotas y serenidad... ya ves, vivo a 7 km del océano y estoy esclava en tierra.

Besos, fuertes, querido Leo

Leo Mercado dijo...

Será que cada día crezco, querida Ananda, que mi intemperie disminuye...
Un beso grande, linda.

Vanesa Salazar dijo...

y sí... anclar seguramente será mucho más... seguramente... ymenosmal!
me gusta lo breve... ya sabés!
Te abrazo bien fuerte!

Leo Mercado dijo...

Entre nos, Vane, sí: es mucho mejor.
Abrazo grande.

La que vive al lado dijo...

¿Puedo decir que la foto transmite mucho?
Salud y saludos!

Leo Mercado dijo...

Podés decir lo que quieras, vecina.
Me encanta verte por acá, así que...
Besos.

acróbata dijo...

Zarpar es sin duda mucho más que irse, zarpar es levar anclas y enfilar la proa al horizonte para tal vez no recalar de nuevo al mismo fondeadero.
¿Y anclar?....anclar es justo todo lo contrario, y qué decir entonces de varar???....eso sí que ya suena más definitivo y lo que sin duda ya no tiene vuelta de hoja posible es desguazar, eso ya......Pues desde el astillero hasta el desguaze todos y cada uno de nosotros tenemos nuestra propia singladura que anotar en el diario de navegación de nuestra vida...

La mar es bella....azul y bella allá, acá y en todas partes.

Un abrazo pibe.

Leo Mercado dijo...

Gracias acròbata. Casi invariablemente carezco de mar posible.

Un fuerte abrazo, master.

Mónica dijo...

ay Leo,se gual! dijo el "Chavo" jajaja,aunque es necesario ver para regresar no?
besos, imposible con mi genio de niña! tkm.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja. Moni, me hacés reir mucho!!!!
Jajajajaja.
Un beso grande!

Ailin dijo...

hahahaha mi impresora se porto tan mal hoy, me hizo llegar tarde, hacer todo mal etc etc. pero buen, a veces me ha dado alegrias (?)
conoces algun mazzaglia en salta?

Leo Mercado dijo...

Ailin: Y bueh, así son las impresoras...
No sé che, perdí mi agenda.
Un beso grande