martes, 2 de noviembre de 2010

La niña tortuga

.
...Fue un estruendo ensordecedor. Los vidrios volaron por doquier. El griterío fue tremendo. Mi pecho se detuvo una fracción de milésima de segundo. Y fue ahí que entendí todo.
.
...Después vino el destierro, la soledad. La búsqueda de un verbo que despabilara mis ansias. Tuve que dejarlo todo para recuperarlo todo. Irme para quedarme.
.
...Sobreviví así a la ruptura circunstancial de un sinónimo simple, pero complejo. Y demoré lo que quedaba del cielo para guarecerme, aunque me doliera este adverbio de lugar como piedra en el zapato.
.
...Entonces, apareció la niña tortuga y se me instaló en el cuerpo.

24 comentarios:

Jazmín dijo...

Alguna "explosión" necesitamos para entender, no sé si todo...

Leí "En mi cama".Como dirías vos "Fuuuaaaaaaaaaaaaa"......

Leo Mercado dijo...

Sin dudas. pero hay explosiones y exposiones...
Un beso, Yasssssmin.

PD: Sí, leí tu comentario y lo respondí.

Jazmín dijo...

No pensás desalojar a la niña?

Leo Mercado dijo...

Ni aunque pudiera...

Jazmín dijo...

Ya te re respondí. Y releyendo...alguna vez me pregunté , no así como vos , lo de buscar un verbo... Rs difícil...

Leo Mercado dijo...

Hay muchos verbos despabilantes: amar y extrañar, sobre todo el resto.

Cinzia Procopio dijo...

Irme para quedarme. Leyendo esta frase me vi en un espejo, hace un tiempo.
Bello texto.
Un beso

Leo Mercado dijo...

Cinzia, gracias por mirate al espejo con mi texto.
Te mando en beso grande grande.

Susan Urich Manrique dijo...

Este micro ya lo había leído antes. Le tengo cariño, hay algo tierno pero también oscuro en el fondo de sus ojos, unos ojos en los que puedo mirarme. Abrazo grande.

Elena Lechuga dijo...

La rutpura de un sinónimo simple... Impactante.
Es curioso que los pechos que se detienen; aunque sea sólo una fracción de segundo, dejan al usuario siempre la duda de si volvió a latir alguna vez. O si se sigue parando de vez en cuando.
Espero que este microrelato tenga segunda parte, y pronto porfa.
Qué bueno poder leerte. Un beso fuerte.

...jebumarï... dijo...

Nooo, siempre dando el toque justo, introduciendo personajes donde tiene que ir, creando el espacio que tiene que ser. Todo en el lugar en el que el lector puede imaginarlo sin escollos para de ahí partir a múltiples interpretaciones. Creo que eso es altamente importante: Pintás el cuadro y el que te lee lo vuelve a pintar para sí.
Hermoso Leo, desolador y hermoso. ¡Qué alegría!

Me gustó mucho la última oración :)waw. Te abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Susi por las palabras.
Sí, hay algo oscuro, pero que no alcanza a opacar bajo ninguna circunstancia el hecho final: ese tatuaje en mis adentros.
Beso grande, Susan marciana.

Leo Mercado dijo...

Muchacha verde: Cuando un sinónimo simple se rompe, el mundo desaparece.
Coincido en aquello de la duda latente (por momentos tengo la sospecha que mi pecho es dos latitudes, en realidad).
No sé si hay segundo parte (no confío en las segundas partes de nada).
Es muy lindo para mí que te guste leerme.
Un beso grande.

Leo Mercado dijo...

Jesu: Es que no sé si yo pongo los colores, solamente y en realidad, y son ustedes los que eligen la paleta cromática, las dimensiones del soporte, la historia a plasmar.
Yo soy simple.
Yo no hago nada.
Yo me declaro inocente.
Jajajajajajajajaja.
Te considero muy talentosa, y me gusta muchisísimo verde por acá.
Abrazo.

Jazmín dijo...

Inocente!!!????? Tas declarado culpable multicolor!
(Releí...y como segunda parte de leer me pareció aún más bonito.)

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajaja. Esa es tu lectura entre líneas....
Borges sostenía que era más importante releer que leer, así que agradezco tu empeño, Jazmín.
Besotes.

Jazmín dijo...

Mi lectura parece rastrojo....

Leo Mercado dijo...

No sé. No creo.

Anónimo dijo...

Señor Mercado cuando alguien se aparece asi y se instala en el cuerpo de uno, es dificil, digamos imposible, desprendernos de el/ella.
Impresionantes sus formas.
Graci.

Leo Mercado dijo...

Coincido, señora Graciela, de pe a pa.
Muchas gracias.
Un saludo.

Sebastiano Landro dijo...

Felicitaciones por el post y un saludo!

Leo Mercado dijo...

Gracias Sebastiano por tu visita.
Un abrazo enorme!

Vanesa Salazar dijo...

Qué bonito Leo... qué bonito! Es bello por todo lo que no decís, pero que está, en el silencio de la ruptura del sinónimo... cuando todo se calla y se suspende...
Mis miércoles son muy muy largos y estoy bajando persiana... pero no quería irme a dormir sin decirte que gracias, que lo disfruté, y que me deja así, suspendida, para irme a meterme a la cama(te debo la contestación sobre mi poema para mañana)... espero que el efecto se me meta en el sueño.
Beso bien bien grande

Leo Mercado dijo...

Gracias Vane!!!!!
Y sí, sobrevivir al miércoles, al menos para mí, es sobrevivir a la semana. (El "día codito", lo llama alguien a quien quiero mucho).
Gracias por alargar el esfuerzo del día y comentar mi texto.
Te abrazo fuerte.