lunes, 29 de noviembre de 2010

Tres poemas (+ propuesta Torre de Babel)

.
Dice Oliverio Girondo, en una carta escrita en París, en 1922, en relación a su primer obra Veinte poemas para ser leídos en el tranvía: “Un libro –y sobre todo un libro de poemas- debe justificarse por sí mismo, sin prólogos que lo defiendan o lo expliquen”.

No es posible explicar un poema, en la medida en que usa un lenguaje inmanente, incluso indiscernible muchas veces para el autor. Es posible, si, exponer el sentido de un poema. El lector es, por tanto, el encargado de dilucidar la sensibilidad del mismo, fruto de su sensibilidad. Así, el poema se vuelve infinito en tanto infinitud de lectores posibles o probables. Además, la dirección, la línea, el sentido de los versos están estrechamente ligados al estado anímico de estos eventuales contribuyentes. Con todo, es posible pensar en aquello que postulo desde el momento en que empecé a escribir, hace ya muchísimos años: un poema es, por definición, infinito.

No sé por qué, hace unos días, alguien me hizo un comentario sobre mis “ediciones de alambre”, y yo respondí que la falta de tiempo, que mi equipo de trabajo con sus responsabilidades laborales, académicas y demás, que la falta de plata, que el sentirme solo en eso, que me sobran ganas y me falta empuje que… Entonces, vino a mi mente la primera plaquette de poesía que publicamos, a mediados de 2008. La plaquette se tituló “Bocanada”, y encerraba tres poemas míos que, originalmente forman parte del libro “Desperfectos (cruda poesía mía)”, escrito en el año 2007. La misma circuló no solamente por Salta, sino también por muchas provincias de Argentina e incluso por algunos países vecinos. Por supuesto que gracias a las manos de muchísimos amigos (buenos amigos) que hicieron posible el concepto fundamental (fundacional, debería decir) con el que fundé esta pequeña editorial casera (caserita y artesanal): andar de mano en mano, y que la poesía nos encuentre a nosotros, nos sorprenda desprevenidos, y no a la inversa.

En definitiva, tanta perorata viene a que, no sé por qué (y me importa un carajo en realidad) tengo ganas de publicar esos tres poemas y compartirlos con ustedes, con una versión (una mala versión mía) en audio. Además, quiero proponerles, amigos/as míos, que, si quieren y pueden, graben esos tres poemas con sus propias voces, para poder agregarlos aquí mismo, en mi blog, como en una suerte de Torre de Babel. A ver si le damos un poco de movilidad a la cosa.

Realmente me encantaría que pudieran ser parte de este espacio mío mucho más allá de sus comentarios alentadores (que no son poca cosa para mí, sin dudas). Así que, espero en mi mail (lemmer@hotmail.com) sus aportes, y espero además que podamos contagiar esta “peste” a otros blogs, para que, además de leernos, podamos escucharnos (cosa que hace distinta a la literatura).

Los abrazo.

PD: Sirva la presente como formal contradicción (sobre todo al primer párrafo). Modus operandi, por lo demás, propio de un delirante como yo.



30

yo prefiero
la desnudez del mar
ese saber morirse
en íntimas quimeras

la infinitud de su ojo azul
continente invertido
de furias
y mareas interiores

porque nos parecemos tanto
que confundo
por momentos
nuestros respectivos letargos


34

después de la última
de las lagrimas
destrozándose en el suelo

de que el fin del abrazo
nos deje un espacio hueco

de que el lamento inconmensurable
nos desangre las entrañas

yo te diré
aunque vos ya lo sepas

que partir
es un verbo difícil
de conjugar
de digerir


40

no sospecho
tus designios

sostengo mi barba roja
negrísima
en la constante ignorancia
de la palabra exacta

entonces te amo
desde los gestos al llanto
todo el cuerpo todo

como un capitán obstinado
buscando tierra
en la bravura del mar





10 comentarios:

chica_rumiante dijo...

Pucha, usted siempre escribiendo tan bien, dando en el clavo, haciéndome volar...! Me gustó la propuesta babélica, le haré llegar mi voz de niña leyéndolo en breve.
En lo posible, procure no dejar de escribir nunca así! ¡Es una orden! jaja
Besos muchos para ud. y saludos muchos para todos los suyos.

AP

Luna dijo...

"yo prefiero
la desnudez del mar..."

Uno de mis versos favoritos.

Saludos.(Cuando "hablo" los versos, sí, suenan más bonitos)

Leo Mercado dijo...

Analíaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!
Gracias por la visita, y por ser la primera persona en seguirme la corriente con mis ocurrencias.
Espero con ansias su pequeña voz de gran poeta.
Un beso enorme.

Leo Mercado dijo...

Sí, Luna, viste? Es que la voz tiene un poder extraordinariamente indescriptibloe.
Espero tu voz, también.
Besos.

Susan Urich Manrique dijo...

Leo, esto es un atropello, jajajajajaja. Ya ves que yo soy muy mala con esto de leer poemas, pero me encanta, lo haré en cuanto pueda. Te abrazo. Los poemas... bueno, qué te puedo decir de ellos, me encantan.

Leo Mercado dijo...

Susan, jajajajajaja.
Dale che!!!! Tampoco es para tanto. Es sólo leer... Y disfrutar, claro.
Un beso enorme.

Elena Lechuga dijo...

Querido Leo; qué bien explicas las cosas. Me sumo a tu definición de poema, de poesía, de escrito; al fin y al cabo.
Si me atrevo, te mando el archivo; pero lo mío no es leer (al menos en voz alta).

Te mando un beso

Leo Mercado dijo...

Muchacha verde: Leer es algo que muy pocos se animan a hacer. Yo casi no leo (los que me conocen bien lo saben perfectamente). Sin embargo, este tipo de ejercicios, poco a poco, nos ayuda a ponerle un sonido explícito a las palabras, a las letras; en fin, a lo que se quiere decir o expresar.
Yo considero, por ejemplo, que para corregir untexto, antes hay que leerlo en voz alta. Sólo así uno descubre la necesidad de las pausas, de los silencios, del uso dee tal o cual adjetivo, de tal o cual verbo, etc.
Esperaré con ansias tu audio.
Un beso grande y gracias por sumarte a mis locuras.

La que vive al lado dijo...

Yo vine porque arriba decías que esto asustaba!
Me encanta que hayas publicado los 3 poemas porque te dá la gana (y que te importe un carajo la opinión de los demás es mejor todavía!)
Bueno, voy a ver si la tecnología no me gana y los grabo con mi voz (que esta mañana se asemeja mucho a la de Cacho, el sodero, jajaja)
Besos!

Leo Mercado dijo...

Vecina!!!! Jajajajajaja. Uno siempre hace lo que le da la gana.
Me encanta que te sumes a la cosa. Cuando mejor si se trata de no importarte, como vos bien decis, que seas Cacho el sodero, Rulo el verdulero o Ramón el camionero.
Beso, che.