viernes, 19 de noviembre de 2010

10

.
lo que subyace
a lo insípido
el olor de un cuello ajeno
lejos

la noche
desbordando mis pasiones
y el zumbido de una voz
transitándome la espalda serpenteante

yo quisiera
que el poema se tensara hasta el fracaso
o que al menos desangrara
pero no

entonces mis cuerdas dicen
y mi espacio viaja
hasta tu almohada
.
.

(De “Quizá no valga la pena”, 2009)

20 comentarios:

Susan Urich Manrique dijo...

Eso de que el poema se tensa hasta el fracaso, Leo, es una imagen que no se desvanece desde la primera vez que la leí hace tiempo, es un poema en sí, demasiado contenido en pocas palabras... eres un bárbaro. =D Abrazo grande!!!!

Elena Lechuga dijo...

"transitándome la espalda serpenteante"
¿la espalda, quien transita?

Ufffff Leo...
Duele lo que desborda bordado en palabras

Leo Mercado dijo...

Gracias marciana!!!!! Ahora, lo de bárbaro se refiere a mis hábitos no civilizados? Jajajajajajaja.
Alguna vez comentaste lo de tensar un poema hasta el fracaso. Si.
Un beso grande.

Leo Mercado dijo...

La espalda, muchacha verde, es aquel lugar del cuerpo humano que nuestras capacidades sensoriales no conocen.
Nada hay más fantástico que transitar una espalda ajena con el dedo índice....
Beso trasatlántico!

Sirocos dijo...

Si se tensa pero hasta que desangra, el fracaso no logro leerlo,
Lo intentaré de nuevo
Re..Leo de los Mercados.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajajaja.
Y bueh, se hace lo que se puede, Nata...
Besote.

Luna dijo...

Bueh, lo de la espalda... y si, es más que fantástico si el dedo índice es ajeno y la almohada mía.

Lindo, como siempre.

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. O ajena (la almohada, digo).
Besos, Luna.

Luna dijo...

Jajajajaja!!! Tambien, pero ahí se suma un ingrediente...

Guillermo Iglesias dijo...

Me gusta. Y me salva de la pura emoción (cosa que agradezco) que el verso culminante del poema, invierta el sentido general de la poesía: es, casi invariablemente, el fracaso el que se tensa hasta convertirse en poema. Hay esa estética del dolor, tanta pena sublimada a poesía, tanto tango llorando a carcajadas que, bueno, nada. Usted parece haber descubierto otro manantial.
Un abrazo.

Fran dijo...

Ciertamente tu poema sangra y logra tensar nuestros sentidos por leer algo grande

Leo Mercado dijo...

Y bueh, Luna, es la única forma de que tengo otro gustito...

Leo Mercado dijo...

Guille, no sé si me estás puteando o halagando.... Jajajajajajaja.
Gracias Maestro.

PD: Sí, he descubierto otro manantial, pero aun no encuentro el mapa...

Leo Mercado dijo...

Gracias Fran por llegarte siempre por aquí y por tus palabras.
Gracias además por el voto en el concurso (me contaron que me elegiste), pero sobre todo por apreciar una estética tan particular como la mía.
Un fuerte abrazo!!!

Ananda Nilayán dijo...

Leo, es sublime... lo digo en serio.
Querido, te deseo lo mejor: lo mereces.

Te abrazo

Leo Mercado dijo...

Ananda, linda, sos muy generosa conmigo, siempre.
No sé si merezco lo mejor, preferiría una oportunidad, solamente.
Un beso enorme!

Vanesa Salazar dijo...

yo quisiera que el poema se tensara hasta el fracaso, o al menos desangrara...
Me gusta!
Me gusta!
Me gusta!
(Aplausos al artista!!!)
Besos varios

Anónimo dijo...

Dudo que alguna puedas tensar un poema hasta el fracaso, tal vez hasta la pena, o el olvido, o el dolor.... Del modo que sea, esa almohada siempre te estará esperando.

PD: por último tensalo hasta el punto bordona y empezá a guitarrear.

Leo Mercado dijo...

El poema se tensa, siempre se tensa, a veces se tensa hasta el amor.
Jajajajajajaja.
Aplausos, Vanesa? No será mucho?
Besos, che.

Leo Mercado dijo...

Esde esperar que esa almohada espere. Y que le hada que la habita también.
Besos (o abrazos, según el caso), anónimo.

PD: Una bordona es como una chirlera (tuve que buscarlo en el diccionario).