domingo, 31 de octubre de 2010

Primer round*

.
A P.P., fisherman de acequia, que ignora que el
buen pescador no se alegra ante la sospecha de
un pez gordo en la línea, porque sabe que éste
puede ser un tiburón que lo devore.


.....................Había diferencias de peso, indudablemente. Y como era de esperar, el peso completo aplicó un cross derecho directo a la mandíbula del retador mini mosca, que lo dejó tambaleante; y sentenció la cosa, casi sin despeinarse, con un tremendo apercat al mentón. Corrían treinta segundos del primer round, y el K. O. ya era un hecho que la historia deportiva olvidaría rápidamente.


* Este texto obtuvo el Último Lugar en el Concurso Literario de viejos chotos y al pedo del club social de mi pueblo. Patricio Pérez (antiguo juez de paz) se dio por aludido, y desde entonces no me saluda.
.
NOTA (Y ACTUALIZACIÓN DE LA PRESENTE EDICIÓN): Ningún animal acuático o no fue sacrificado en el intento por escribir este relato breve.
Pedro Parrales, a quien crucé ayer casualmente, convencido de ser él el “peso completo”, me cree su ídolo (indudablemente no entendió la dedicatoria) y me agradece el recuerdo. Me invitó a comer un asado a su casa el próximo domingo. Obviamente asistiré.

6 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

Si piensas asistir, llévate sal de frutas por si acaso. ¡Y no dejes de cubrirte las espaldas, que lo mismo es una trampa! ejejeee

Un gusto leerte, Leo. Muchos besos

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajajaja.
Si si, voy a tomar las precauciones propias del caso.
Un beso grande, muchacha verde.

Susan Urich Manrique dijo...

Momento de empezar a arrojar objetos contundentes, los iré colgando acá, en los comentarios que te haga. Abrazo grande, Leo de los planetas.

Leo Mercado dijo...

Jaajajajaja. Vas a tirar a matar?

Susan Urich Manrique dijo...

Puedes contar con eso, mi querido Watson!!! Lo que no te prometo es que los poemas se parezcan o tengan necesariamente un hilo que los una a los tuyos, ya sabes que los ciudadanos del planeta x tienen sistemas de asociación disociativos. Acá el primero:

Aldo Pellegrini

Alguien que despierta

*

Abre tus ojos de barro
tus ojos de cielo y de noche interrumpida
tus ojos de alfombra, tus ojos pisoteados
ábrete a la luz y a la sombra y a los vientos
a la sombra negra que arrojan los cuerpos.

Árbol de la ceguera, de las muertes,
camino de las desapariciones,
marchas hacia los ojos abiertos del tiempo
hacia el agua pura del instante que corre
cuando te detienes te tornas invisible
cuando andas te destruyes
sólo eres la sombra de la idea de ser
pero con el hueco de tu mano ves todo
por el hueco de tu mano te derramas,
cuerpo ávido de caricias de atmósferas,
mil veces impasible, mil veces tierno
pero finalmente absorbido por la nada
que corroe lentamente el agua del tiempo

Leo Mercado dijo...

FUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA