martes, 23 de marzo de 2010

6

confundimos el quejido de la sombra
con el sabor informe de lo amargo

me temblás en el costado
impunemente
desconcertando el andamiaje
que me deposita al filo
........................................de tu almohada

como si cargaras
bajo el brazo mi noche cíclope
acarreándola lejos

me temblás
impunemente
en el costado
........................donde guardo el hueco furibundo
........................destinado a tu pelo

como aquella súbita boca dibujada
en el destino acechante y confuso
...........................................................de lo ajeno
.
.
(De "Poemas de más acá", 2010).

2 comentarios:

Beira Dïaz Lisboa dijo...

Pues, sigue confundido...seis veces más..las necesarias...Por suerte, nunca se agotan los números...

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja... Bueno, hay algo en lo que no me confundo, y es en estar confundido.
Gracias por tus comentarios Beira.
Saludos!