sábado, 26 de septiembre de 2009


3

resguardado en la palabra
no dicha

en la apenas murmurada
sucesión de noches

a diente apretado

entre inmóviles
entre inconmovibles montañas

sobrevivo

casi imperceptiblemente


10

aprendí a escribir entre silencios
a engendrar versos simples
sin exuberancias

sabiendo que una palabra
podía empuñar toda la noche que te acecha

y así anduve
ahogándome
casi sin premeditaciones
cada vez que nombraba al mar

12

como queriendo abrazar
tu superficie rugosa

así
latiendo a piel ardida

quise crepitar
ese tacto circunspecto
que te ronda la sangre

ser la evocación
de alguna gota de tu aliento

pero no

fui la noche en tu espalda
como siempre alguna vez

14

no
lo que hay en la espera
es la breve muerte

afilando sus razones

15

vos venías
de otra boca

bermellonísima

desafiando el velo
que entristecía el muro

yo esperaba
otro silencio

enajenadísimo

cosiendo mis palabras al mar
para bebernos todos
de un sorbo

(De "El mar de un sorbo", 2009)

jueves, 10 de septiembre de 2009

Desde el regreso


yo mediterráneo
-continente, jamás isla-
yo con mares de arena
anclado a la intemperie

serpenteo la nostalgia
de algún cuerpo ahora ausente

me ofusco
me debato
sucumbo

aquí sólo queda
el verdadero olvido
reflejado en el lamento
del quebracho

.......................................................

por el hálito suspendido
levemente
en la corteza final del árbol

el viento arrastra su osamenta

y me desemboca la planicie
enmudeciéndola

yo acato aquel suceso
como única opción
antes del vuelo

.......................................................

mi soledad
aquí
tiene trescientos años

.......................................................

supe el cítrico destino
de una ciudad acerada
oculta bajo el polvo

supe el fértil soplido del viento
arañando mi apatía

y la primordial tragedia
de extrañar
el mar que hay en tu espalda

.......................................................


he perdido el rumbo
en brebajes mal libados

y ahora sólo soy
un parásito
en busca de algún huésped

(De "Apenas este cuerpo", 2009)



viernes, 4 de septiembre de 2009

QUIMERA

...............(En alguna calle de Viena. De alguna hermana de Lucía Robles)

entonces
soñaba con
peces de colores

con peces
para todos


(De “Exilios y otras cuestiones”, 2004)