sábado, 22 de agosto de 2009


ni mis costillas flotantes

me salvarán

de este ahogo

.........................................................

ella ralla
su húmero tiznado

consiguiendo
que la noche

sea

.........................................................

así
con tus hamburguesas quemadas
con la falsa escuadra de mi placard

así
construimos el hogar

a fuerza de porfías

.........................................................

el superhéroe
irrumpe en la guarida
del villano

y le da muerte
con sus rayos letales

y el mundo es así
salvado

.................. (la versión real sería…)

nueve de la mañana
“riiiiing, riiiiing, riiiiiiiiiiiiiiing “
- Estadísticas, balances, notas, informes…!!!!!!

y yo entrando en la oficina del jefe
con mi cúmulo de obligaciones

bajo el brazo

(De "Apenas este cuerpo", 2009)

11 comentarios:

mar dijo...

Leo o la forma de hacer poesía hasta con lo más cotidiano.

Así eres tú...


Besos para vos.

Leo Mercado dijo...

Jajajaja.... Gracias mar por el concepto. Siempre digo que la poesía es la incesante búsqueda de la palabra exacta (búsqueda paradójica, por lo demás, dado que si seguimos escribiendo es por que no hemos arribado aún a ella, y porque no queremos arribar). Además, considero que la poesía se construe (como cualquier obra de ingeniería), apilando distintas palabritas, ordenándolas, midiendo cada verso, dosificando los silencios, etc. Y en esa construcción, siempre creí necesario apelar a lo cotidiano, a lo, para muchos, nimio. A veces no es necesario sufrir grandes pérdidas, por ejemplo, o acontecimientos superlativamente conmocionantes para tejer unos versos. A veces, es posible hilvanar un poema con la mariposa que nos mira, del otro lado del vidrio; con la borra mal colada del café; con la tragedia (ahora sí) de que nuestro último caramelo se nos caiga al suelo, y sea atacado por un batallón de hormigas...
Gracias, mar, insisto, por el concepto: me hace pensar que digo lo que quiero decir, y que estoy, por lo tanto, en la senda.

Prometeo dijo...

Buenas tardes Leo. De manera azarosa he llegado a tu blog y me ha gustado lo que he podido leer así de un primer vistazo. De manera que te pondré entre mis favoritos para visitarte a menudo.

Un abrazo y sigue así.

Leo Mercado dijo...

Gracias Prometeo, volvé cuando quieras, las puertas están abiertas!!!
Saludos!

mariarosa dijo...

Un placer leerte,la vida reflejada en tus versos.

mariarosa

Eme dijo...

me ha encantado me suena a tantos dias Ja*

hamburguesas quemadas y estadisticas*

besosdulces*

Leo Mercado dijo...

Mariarosa: la vida, la mayor parte del tiempo, está mucho más cerca de lo que imaginamos.
Besos!!
...y volvé cuando quieras!!

Leo Mercado dijo...

Eme: juro que sus hamburguesas eran de una poética inusitada, y que los trenes estadísticos viajan a diario por mi escrito, en la oficina. Yo sólo ordeno palabritas: la poesía forma parte de lo cotidiano, ella anda por las cosas como sí.....
Besos!

Ananda Nilayan dijo...

Interesante, Leo. Dos opciones. Me gusta ;-) Besillo de buenas noches.

Sofía dijo...

que buenaa jajaj

Leo Mercado dijo...

...vos decís?