miércoles, 17 de junio de 2009

8

creo que el cielo zurce la noche
por mero placer perverso

que la campera esconde
un abrazo guardado
por profesión coleccionista

que el frío medular
hace a mis huesos
crecer en su intemperie

no vas a venir
está claro

y yo sin embargo
acreciento el fuego
haciéndolo enorme

bastaría una brisa
leve
tenue
para dejar de ser solo


(De "El mar de un sorbo", 2009)

2 comentarios:

mar dijo...

¡Qué bonitooooooooo!

Me quedo con este especialmente, no sé porqué.

Nos leemos.

Leo Mercado dijo...

Gracias mar!!!
Si, nos leemos.
Saludos!