sábado, 28 de marzo de 2009

20

aquí estamos
los tres
sonriendo al aire

en el cielo
la noche eterna
es mi compañera ineludible

en la copa
el vino es un animal inquieto
que se me parece en algo

fumar este extraño ungüento
quizá aplaque la eternidad
y el dolor de este destino engangrenado

podrán haberlo dicho ya
:
acaso no todo tiene una razón
una excusa

me sé imposible en otros ojos

te sé en el filo
claro
claro está
de un silencio alado


(De "Poemas para coser cuerpos", 2009)