sábado, 3 de enero de 2009

15, 16 y 23

15
(Olivia)


no hace falta tanto cielo

digamos
un puñado de nube

no hace falta tanta selva

digamos
dos pizcas de verde

a gusto
mar
mundo
mil pasiones

viento
sueños
mil sonrisas

y ahí estás
por fin

nacarada princesa
de mi reino de cartón

16

cómo resolver el poema
en el que lo que no decís lacera
en el que la sentencia
es tu silencio obtuso

en el que desvestís
una a una
mis manías

y yo
impávido
me reduzco a tus dedos
transitándome todo
lo que me queda de un yo inaudito
y vacilante

[a la distancia
me ves por fin
aunque no me mirás
me ves]

23

no se puede volver
el cielo claro
cuando nos hierven las ansias

cuando creemos recordar
un nombre borroso
en el jardín de la memoria

no se puede volver
el agua limpia
cuando nos azota el pasado

cuando pretendemos ocultar
la forma de una pasión
en nuestra caja de fósforos

quiero decir solamente
quiero decirte
que a veces viene tu olor

y yo como un estúpido
dudo que hacer con tanto
con tan poco mundo
(De "Memoria de la sal", 2008)

No hay comentarios: