lunes, 10 de marzo de 2008

las últimas razones

44

a AnaLu, sin más…

pongamos que soy
aunque no estoy
que tengo razones

que me confundo por fin
sombra ya
en la noche de acero opaco

pongamos que el aire
que sale de mi boca
es el recelo mudo
de la suma de mis cóleras

que me suspendo
nube ya
en un mismo cielo raso

pongamos que escribo
sobre todas las cosas
con lenguajes ilegibles

que los ímprobos
me acallan
que no quisiera ser otro
que a veces te extraño
ana
y no hallo brazos para asirte


46

yo
dominador del humo
y del tiempo implacable
ignoro la conjugación exacta
del pretérito perfecto

yo
hombre simple
nombro las cosas simples
de los hombres simples

digo desaparecido
y no me encuentro
digo la zafra
y mis manos se endulzan
digo el tabaco
y clasifico aromas tentadores

yo
históricamente vencido
resisto
en mi palabra soberana

en mi única forma de libertad


47

el mar es boca abajo
yo le ando por la espalda

y mi navío celuloide
raja su soñoliento revés

aquí habito los cerros
su profundidad inmensa

soy la conjunción
de ese gesto que guardo
entre mis manos

no digo más
te miro
y mi silencio
viaja hasta donde estas


48

a veces sueño
sin quererlo
que hay pan
para mis bocas

que hay abrigo
para mis pieles

entonces me voy
y las palabras todas
vienen conmigo

entonces

hay pan y abrigo

ya no importa si este poema
se tensa hasta el fracaso
aunque si cala la médula
habré sido
dicho
triunfado

(De “Razones de la cólera”, 2008)