miércoles, 23 de enero de 2008

...para tener razones.

2

lo que rasga
mis adentros
no es la lluvia desigual

ni la profundidad intraducible
del café posado a mi costado
enfurecidamente humeante

es acaso
ese espacio hueco
donde la mariposa mece
sus diminutas alas

ignorando tus dedos
tu pelo en la frente
el compendio de tus fuegos


5

a hueso pelado

mis manos raquíticas
hoy despellejados continentes

dependen de un instante

mi proceder empero
apea el temporal

así
oradan las falencias
supuestas apatías

y me voy quedando
sin razones
sin barbas
sin lo que me funde al aire


9

y aquí

el caos
como forma permanente del cambio
desdibujándome las ansias
la lacerada espalda

aquellos mis desperfectos todos

(De "Razones de la cólera", 2008)

No hay comentarios: