miércoles, 31 de octubre de 2007

Versos, otra vez...

XXXI

ordenar tus lunas
y el misterio develado
de tus pies desnudos

quizá no sea evidencia
de nuestras noches
y sus tropeles

sé que no inhalaré todo el aire
destinado a mis pulmones

y que ese será el dictamen

por lo demás
tu noche prolija
formará parte de otro cielo

la mía en cambio
de ojos enormes y harapientos
murmurará las palabras
que demando


XXXII

entonces
cuando me vuelva rutina
asumiremos silencios

enfrentaremos esos seres
que creemos reales
pero que ocultamos en el placard

yo seré la suma
de dedos manchados
el que tiembla a tu sombra

vos la brisa ardiente
que transcurre aletargada
por un día anhelado


XXXIX

acaricio los detalles
mientras me apresto al viaje

yo
moroso de tactos
dejo que mis palmas descansen
por un instante
en la topografía de tus mapas

sé que más tarde
mi destino otra vez
será marcharme entre sombras
y esas complicidades de la noche


XLI

ignoro si hoy
podría consolar todo el verde
que mis ojos abarcan

habría que ocultarse
entre disparos al aire

entre la arcilla
en que modelo una costilla

para que seas
para tener mi costado intacto


XLIII

el revés de mi camisa
su estar patas arriba
y las verticales trenzas

es todo lo que mi ventana
complace

yo revuelvo
líquidos imposibles
hasta el cansancio

fecundo esos engendros
que poblarán mi mundo
de papeles ilegibles

quiero decir
tirito en esta cárcel
todos mis huesos demasiado

(De "Entressilencios", 2007)

No hay comentarios: