martes, 21 de agosto de 2007

Me voy, me voy, dejo aquí mis esperas...

29

“me voy me mudo
me vuelvo llama frenesí camino
alba y montaña
y bosque mar cuchillo
azafrán la almohada”

Edgar Bayley


la tierra ruge bajo sus pies
herida de muerte
se desangra

y por sus fauces bebe hombres
i n s a c i a b l e m e n t e

viajo a su origen entonces
en mis nubes de tabaco
a la cuchillada que propicia mi rotundo final
ahí hay abrazos bienvenidos
gestos
manos que convocan

aquí noches
y ausencias
soledades inciertas

30

“Yo me voy a otra parte,
y me llevo mi mano,
que tanto escribe y habla”.

Jaime Sabinés


a cuestas
con mi mochila desbordando espanto
me deshago un instante
de los pájaros que remontan
mis cielos de cuajadas lunas

del tiempo de la pobre desesperación

busco mis nortes
tus soleados días
voy tras tu huellas

sólo el roce de tus manos
rompe el aire de mis huesos fríos

(de “Edad Sol”, 2007)

3 comentarios:

Gabriel Cebrián dijo...

Leo, un verdadero placer leer tus versos tan personales, simples y profundos. Celebro esta iniciativa que nos permite entrar en este especial universo poético. Te mando un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Los viajes son como los libros, se inician con cierta incertidumbre, y se finalizan con nostalgia...pronto hayarás tu reloj detenido en el tiempo (o mejor dicho a destiempo).Un abrazo

Leo Mercado dijo...

Gracias Gabriel por las palabras.
...el tiempo, el tiempo todo lo cura....