martes, 7 de agosto de 2007

CORBATAS ROJAS

Las hojas amarillas del otoño por la ventana, la yerba del mate, años de espera, la indivisible sucesión de átomos, la totalidad del libro, la puerta, los vidrios, el sueño, las sábanas inconclusas, desarropadas, las despeinadas medusas, las musas, músculos adormecidos, teclas, dedos saltarines, ollas con tallarines. Y a continuación yo, intentando resolver la vital disyuntiva que propone mi infinita colección de corbatas rojas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Las disyuntivas acometen siempre, más allá de toda corbata roja. Te quiero amigo.
Diego B.