martes, 31 de julio de 2007

DURANTE

DESNUDECES

hago como
que me
asombro

pasa
lo de siempre

la lluvia
lava los huesos
que discurren
en corrosivas
emanaciones
del ser

y en esas jaulas

ruinas
de anteriores
pellejos

vos hacés
como que no
te das cuenta


OLVIDARTE

sería sentirse
pez pescado

extrañar el agua

decir que
las nubes
pretenden
ser amadas
por peces
voladores
que extrañan el agua
que añoran el agua

sería como
recoger escamas
como desovar angustias


POSIBILIDADES DEL SUEÑO

hablar
de los adioses
de supuestos
paraderos

bastaría un segundo
para escaparme
de esta
noche

pido aire
auxilio

piedad
a mis fantasmas

y me ahogo
en un mar
de sábanas


CON TODO

con todo

con las paredes
desbordando
espanto

humedades

rastros de
otros tiempos

rostros

regreso
de algún puerto
del infierno
que supe
ganarme

y ya no hay
mares
naves


ABEJAS
“…siempre hay abejas en tu pelo.”
Octavio Paz
siempre
yo las miro
absorto
y confundo
sutilezas
y especulo
distancias
siempre hay abejas en tu pelo
siempre
lo ignorás
absorta
y te veo pasar
y quisiera decirte
linda
y dulce y tierna
vos
todas
toditas
(de “Ritual anónimo”, 2005)


ALMOHADA EN SOLEDAD

tu única
desnudez
es una
bufanda
al cuello

mi único
saber
un
repaso
casi a
contrapelo

hablo
de tus pieles

no digo más

deposito

llanamente
deposito
u
n
o

a

u
n
o

mis
planes
en la
almohada

y cierro
los ojos
como si pudiera
exiliar así mis
insomnios


VIENTO NORTE

fuerte
con furia

soplando

de
a
r
r
i
b
a

me trae
un cielo REPLETO
de
c e l e s t e s


PRESUNCIONES

MI NOCHE
no está
en el tiempo

esa
concomitante constancia
de amores y de odios

de encuentros
y
desencuentros

que bregan a diario
dos agujas
viles
abstrusas

MI NOCHE
no está
en el tiempo

está en esa ignorada
sospecha
de frialdad
de unas sábanas
que no son
MÍAS

(de “Viento norte”, 2005)


REPRESALIAS

“Corriendo a brazo tendido
por las veredas de tu ciudad
buscándome”.
Paola Ferrari

abrazo extendido
manos abiertas

trajino una ciudad ajena

en gestos
no en veredas

una ciudad que sólo podría
pertenecerme
en palabras
en distancias

una ciudad
en la que buscaría
sólo un cuerpo entre millones
sólo uno

DE CIELOS Y SOLEDADES

“…y vuelvo a tener cielos”.
Julio Leite

solo

casi sin quererlo

distribuyo presunciones
sobre la blancura
de un mantel infranqueable

de un mantel casi infinito

indago
a mis manos
calores
aromas reticentes

cierro entonces
los ojos
como queriendo
abarcar
todas las seguridades

me aferro
finalmente
a tu sonrisa

y vuelvo a tener cielos


ABORDAJES

revuelvo el café
de una taza
que parece
naufragarme

en libros
que me angustian
de indigencias

pienso en el infinito
ángulo
de mi pared

y sufro la pena
de una ausencia
que duele mares

SOLOS DE OLVIDO

“solos de olvido
cada uno en su isla inmerecida
[…]
solos aquí y allá sabiendo
que algo nos une y nos convoca”
Mario Benedetti

guarecemos bocas
temblando

CON
idénticos hálitos
que se entrecruzan
que se confunden

allá serán uno

A Q U Í
mi soledad
tiene cuatro paredes


RECLUSIONES

“yo sé que vivo entre dos paréntesis”
Octavio Paz

y que me debato
con euforia visceral

en un oscuro
C I E L O
que en vano
intenta reñirme
IRRISORIAMENTE

cuestionarme
certezas
formas de libertad

yo sé que vivo entre dos paréntesis
recluido

entre cuatro paredes
entre mil fantasmas

DECLIVES

me
P
R
E
C
I
P
I
T
O

liso
vacuo
ausente de mí

quisiera aprenderme
de memoria
reconstruir cada gesto

tiendo un
hilo de luz
nada más

entonces
se alzan tus manos

(de “Lo crudo”, 2005)


FICCIONES

levanto
los párpados
todo el telón del mundo

vos
y el borde de la cama
respectivamente

bostezamos juntos
juntos desayunamos

padecemos
vahos
modorras
apretones
ventanillas

compartimos
notas
tachones
libros
comentarios

almorzamos sin sal
y amedrentamos siestas
que se niegan a dejarse dormir

después charlas
risas
quimeras

ahora sacudo mi cabeza

QUISIERA
(alguna vez)
decirte
que hasta la borra
de mi café
te quiere

y que te pienso conmigo
hasta en cada
vuelo de mosca
cada semáforo en rojo
cada hormiga
o miga de pan

GRAMÁTICA

“…por eso te busco en la palabra…”
Rosa Machado

vos
forma compuesta
pretérito perfecto

vos
conjunción de verbos regulares
que aman
temen
y parten

vos estructura sincrónica de vida

yo
subjuntivo
simple
imperfecto

yo
queriendo SER
más allá
de su condición de auxilio

yo manojo de incertidumbres

ignoro
si mis palabras
son simples o compuestas


a secas
que te quieren
más allá de toda prosodia
o forma sintáctica posible


que te busco
insistentemente
en la palabra

y que por momentos
te encuentro escondida
asustada
detrás de un vil escritorio
de oficina

SABERNOS

“Yo me duermo a la orilla de una mujer:
yo me duermo a la orilla de un abismo”.
Eduardo Galeno

dormir
no es dormir

es sentir
bajo mi índice
el surco longitudinal
de tu espalda

es desentrañar
el aire pesado
de tu respiración

tu pulso lento
ocioso

es ocupar
un recoveco
en el tiempo

es acurrucarse
en el espacio

dormir
no es dormir

dormir
es
sabernos

COMPARTIMIENTOS

“…y nunca se está
en la vida jamás se está
de veras
solo”.
Anónimo, en “La canción de los presos”
de Eduardo Galeano


por más
que repases
a diario
tu fastidio

y yo sea
eterna lejanía
forma borrosa
potencial llegada

quiero decir que nunca se está de veras solo

que no te hundas
porque me hundo
que no te caigas
porque me caigo

y que sueñes
porque sueño

SOBRE ESTA MESA DE BAR

burlamos geografías
distancias no

cientos de
kilómetros
se depositan
ahora

sobre esta mesa de bar
que resulta
I N F I N I T A
de ausencias
VUELOS

desde mi ventana

mis alas
se despliegan
puras
implacables

sólo digo
que la soledad
es
a veces

ESTAS PALABRAS

creo que
estas palabras

navegadas desde
la pesadez
de estos aires

y que yo desmenuzo
con el remolino
AGRESIVO
de tus vientos

oxidan de memoria
mis fronteras
mis bordes

no lo sé

pero evoco esa voz
inaudible
todos tus pájaros
tus azoradas flores
tus pies jadeantes

(de “Breviarios”, 2006)


TODO

el universo es incierto
incierto es este teclado gris
en el que mis dedos saltan
insistentemente

es incierta esta pantalla
en la que veo
una ficción de palabras

quizá también lo sea
la silla en la que apoyo mi osamenta
la totalidad del cuarto
yo a veces

PERIPECIAS

husmeé la retaguardia
de tus manos mudas

el murmullo de tus pasos

indagué a tus sábanas
proposiciones pretéritas
huellas rastros
improntas

y en un largo
soplido instigante
conseguí por fin
vaciar mis pulmones

ahora envejezco
con un traje
recién comprado

acomodo
mi corbata roja

y me ahogo
en el mar de olvido
que me corresponde

VISLUMBRES

A L G O
algo queda

quizá una sombra
la altísima noche

acaso
los ademanes de tus manos
que te envuelven
vida adentro

quisiera respirar
todos tus gestos

llover desde tus ojos

ser el liso cielo azul
el viento
los pájaros

todo lo que te nombra

y los perfumes
en los que te apoyas
sofocada
con el rojo violento
de tus polleras

(de “La otra estética”, 2006)

RESISTENCIAS

dejen
que la primavera
avance

que despliegue sus alas

me he cansado
de temblarte
invierno

en el hueco
huidizo
de mis penas

en mis desbaratados poemas

y en ese
latido absurdo
en donde
no está
lo que me resta



no basta
sé que no te basta

me alcanza
sé que me alcanza

tus pies
me relatan sucedidos

CERROJO

aún late
en mis pies
ese cerrojo
de interminable
sombra

como quien repite
de memoria
la lección

no supe entonces
si gravitar en él
no lo sé ahora

TIEMPO TIEMPO TIEMPO

demorar el horizonte

dejar que el tango
suene
irrelevante

que los fuelles crujan
sufran

PELAR LA CEBOLLA (o llorar su ácido)

ella canta

como si de cantar se tratara

es pelar
la cebolla
capa a capa

es llorar su ácido

yo la escucho
y no hallo
vocesritmoscuerdas

desentraño
desesperaciones
miedos
azares

me embarco así
en el tedio
de una imagen inquieta
en el espejo

no quiero ser
esa suma de palabras
ocultas en una caja


GRAMÁTICA (bis)

mis sueños
son tan grandes
que no caben
en la almohada

y sé que el gran hueco
es la puerta
y el menor
la ventana

y sé que las palabras
me consumen
de a bocanadas

que mi torso es esdrújulo
y mis manos dos verbos
que hacen hacen hacen

mis pies en cambio
dos accidentes gramaticales
que equilibran
entre un pretérito imperfecto
y un futuro potencial

en el que soy
siempre predicado
y nunca sujeto

(de “Cardumen”, 2006)

No hay comentarios: